sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

ENTREVISTAS

Margarita Fuster: "No interesa que el alumno tenga un sentido crítico sino reducirlo a un instrumento de la técnica"

Margarita Fuster
Margarita Fuster

Margarita Fuster Maciá fue una adelantada de su tiempo. La primera mujer directora de instituto en Elche en Carrús entre 1979-85, ha enseñado Filosofía a generaciones de ilicitanos para convertirlos en ciudadanos críticos. Pionera en poner en marcha la universidad de la experiencia en la UMH de la mano de Emilio Cano. Considera que la desaparición de la Filosofía y otras disciplinas humanísticas de las enseñanzas medias "es una barbaridad. Quitar a los alumnos la posibilidad de preguntarse por la vida". Discípula del filósofo José Luis Aranguren y compañera de Emilio Lledó, piensa que "Elche debería convertirse en una ciudad humanista, culta y solidaria". Un ejemplo de que rompió moldes fue cuando en 1963, el día de Sant Jaume, se casó con su marido y le hizo su primer regalo; una máquina de coser y bordar Singer automática. "Está casi sin usar arrumbada por algún armario de Santa Pola", comenta con gracia en sus ojos.

3

Pregunta: ¿Es cierto que fue usted una de las primeras mujeres en Elche en ir a la universidad'

Respuesta: No, no fui la primera ni la única. Cuando iba al colegio La Asunción fuimos siete mujeres y algunas llegamos a la universidad. Recuerdo y tengo amistad con Lola Peiró, María Dolores Bouard. Sí fui la primera directora de instituto en Elche en Carrús. Un director se marchó y quedó la plaza vacante y me eligieron porque era la única catedrática de Filosofía en 1979. Ocupé este puesto hasta 1985 y en 1997 me jubilé. Recuerdo a mis compañeros de profesión, especialmente a mis compañeros y compañeras del instituto de Carrús. Era entonces un instituto "en la frontera". El límite era la vía del tren, más allá del cual había otro Elche con otros habitantes venidos de fuera. En una época predemocrática todos luchamos para que el instituto funcionara democráticamente. Respetamos a los alumnos como sujetos de derechos y como parte activa del proceso educativo. Contamos desde el principio con la colaboración de los profesores, de los alumnos que se encargaban hasta de la pintura de las vallas. Se crearon grupos de teatro, alguno de los cuales permanece todavía: el "Oscar Martín" con Juanma Cuenca, Juan León Fabrellas, Ana García Reig... sólo por citar algunos. También se creó una revista del Centro Aula o Jaula, que ha ido variando con el tiempo, con Tere Agulló, Susi Brotons y tantos otros...

Cuando iba al colegio La Asunción fuimos siete mujeres y algunas llegamos a la universidad. Recuerdo y tengo amistad con Lola Peiró, María Dolores Bouard

P: ¿Qué le parece que se supriman de los planes de estudio de las enseñanzas medias la asignatura de Filosofía? ¿A qué cree que se debe?

R: No interesa a los poderes públicos que se estudie Filosofía, Ética, Educación para la Ciudadanía, que es lo que hace falta en este país. No interesa que el alumno tenga un sentido crítico. Es una barbaridad quitar a los alumnos la posibilidad de preguntarse por la vida y reducirles a un instrumento de la técnica. La automatización de la sociedad ya la estamos viendo. La educación hace que el ser humano sea lo que es y la filosofía nos ayuda a vivir, disfrutar y construir el sentido de la vida. La LOMCE es el intento de simplificar las asignaturas humanísticas: Historia, Literatura, Filosofía. Ya no hay Historia del Arte en el que se llamaba bachillerato humanístico. Creo que en el sistema neocapitalista liberal interesan ciudadanos eficientes que no piensen mucho.

2

No interesa a los poderes públicos que se estudie Filosofía. No interesa que el alumno tenga un sentido crítico.

P: Usted ha sido discípula del filósofo José Luis Aranguren y compañera de Emilio Lledó. ¿Qué enseñanzas logró de ellos y ha transmitido a sus alumnos?

R: Del 17 al 20 de enero de 1984 tuvimos la suerte de compartir con Eugenio Trías, José Luis López Aranguren, Juan Cueto, Fernando Savater unas jornadas de Filosofía, "Hacia un pensamiento contemporáneo", organizadas por el seminario de Filosofía del instituto Carrús en la Peña Madridista, gracias a la que era la Caja de Ahorros del Sureste. Vivimos en Elche aires de posmodernidad, muy próximos a ese fenómeno "pos", eso que el entrañable profesor Aranguren llamaba "onda corta": los movimientos y las modas juveniles; movimientos "punk", "after punk"... la cultura telemática..." Aranguren, tal como escribí en mi libro "El gozo de pensar" ejerció en sus buenos tiempos como un verdadero maestro, en medio de la mediocridad intelectual reinante en la universidad franquista.

De Emilio Lledó guardó una relación de maestro y amigo. Nos presentamos en Madrid en 1963 a las oposiciones para la cátedra de Filosofía y sólo había nueve plazas y las sacamos. Para Emilio Lledó la base del progreso social es la educación. La ética y la educación son para Lledó el motor de cambio de una sociedad que ha sido carcomida por el "asignaturismo"... y que algunos profesores y algunos políticos se empeñan en continuar, con una falsa educación, preguntas estereotipadas, cuyo objetivo oculto es la destrucción de la memoria. Lledó habla de una reivindicación de la memoria, de una pedagogía humanista que devuelva el lenguaje y el significado a las palabras.

P: ¿Cuántos años fue profesora de Filosofía y qué opinión tiene de los jóvenes de hoy día?

R: Cuarenta años. Estudié bachillerato en el colegio La Asunción hasta 1952. Más tarde me trasladé a Murcia donde estudié Filosofía y Letras en la especialidad de Filosofía. En 1953 me trasladé a Madrid pensando hacer el doctorado y las oposiciones a cátedras de instituto. Viví la época del franquismo, la transición y la democracia. Una época difícil y por eso de lucha y esperanza. De ahí la importancia de la Ética: Aranguren, Emilio Lledó, Fernando Savater, Javier Sádaba, Victoria Camps, Javier Muguerza... En julio de 1963, aprobé las oposiciones a cátedra de instituto. Estuve en Úbeda. Con mis hijos pequeños ejercí en el instituto Jorge Juan de Alicante. De allí pasé a "La Asunción" en una comisión de servicios hasta llegar a la plaza definitiva en Carrús. Los alumnos antes tenían más interés por la Filosofía que ahora, por promocionarse. En Carrús el estudio les servía para salir de su ambiente social. Yo todavía tengo trabajos de mis alumnos. Los estudiantes que he conocido tenían interés en conseguir lo que se proponían.

P: Colaboró en el Comité Estratégico de Futurelx entre 1998 y 2005. ¿Hacia dónde piensa que camina o debe andar Elche en este siglo XXI?


Futurelx iba bien encaminada. Crear una ciudad educadora, ecológica, verde, industrial.

R: Futurelx iba bien encaminada. Crear una ciudad educadora, ecológica, verde, industrial. Cada uno colaboraba desde su especialidad. Yo trabajaba desde el mundo de la educación. Este plan está abandonado, una pena... Pienso que Diego Maciá, que impulsó esta iniciativa, ha sido el mejor alcalde que ha tenido Elche en la democracia, un buen gestor y sabía rodearse de la gente adecuada. Elche debería volver su mirada hacia una ciudad humanista, culta, solidaria. Pongo el ejemplo de perder el legado de Miguel Hernández, que fue un acto a conciencia.

Redacción: Francisco Gómez
Fotografía: Fran Moreno
Decorado: Doblexposición
Mobiliario: Vitra. Eames Lounge Chair & Ottoman - Santos Palisandro
Muebles Lucas (Manuel Lucas)

Margarita Fuster: "No interesa que el alumno tenga un sentido...
Comentarios